martes, 20 de octubre de 2009

De la Obra ...

Alguien, no precisamente nacido aquí, dijo hace no tanto tiempo que "los argentinos son una verdadera manga de ladrones, del primero al último...". Aquellos dichos y su contexto no vienen a cuento pero sirven para contar otro, el de esta obra de teatro. ¿Acaso los primos Leiva, protagonistas de esta historia, no son un reflejo de cierta masa social que aunque no salga a robar, de alguna forma "roba" un poquito cada día para hacer más fácil su tránsito por este convulsionado país? Hay muchas maneras de robar, y no todas llevan a la cárcel. Algunas simplemente significan quedarse con un vuelto, transar la típica cometa, zafar como se pueda y evitarse ciertos dolores de cabeza, no hacer la cola, tener un "contacto", zigzaguear laberintos del mundanal ruido con menos nueces que talento para vivir. El chanta argentino, el porteño agrandado, lugares comunes que nos hacen fama y de todas maneras nos permiten dormir profundo cada noche... ¿o no?. Por cierto que hablamos del algunos, tal vez muchos, tal vez pocos, pero no de todos. Los Leiva, entonces, se toman en serio la idea de robar, en este caso literalmente, pero simbolizando también, en sus relaciones y sus formas de ser, algo mucho más abarcativo que la idea del robo mismo, una manera de relacionarnos como sociedad.
Y si de relaciones se trata, nada mejor que la familia. Y si la familia deja herencia, y esa herencia es "profesional", mucho mejor. Alguna vez el teatro mostró la tradición rioplatense de "M´hijo el dotor", hijos de abogados, arquitectos, verdaderos ejemplos de civillización. Pero aquí la estirpe familiar se hizo en base a grandes fechorías delictivas, robos, estafas y truchadas por doquier... por eso la sangre tira y la herencia no deja más que una perfecta manga de ladrones.
Los primos Leiva son los protagonistas de esta historia. Lara, Dante, Cinthya, Fátima, Roxy y Ernesto Leiva, que se reúnen con el fin de cometer un ambicioso robo que los salve para siempre... o no. La disyuntiva del destino y lo que cada uno haga para conseguir lo que desea o se dedique a boicotearlo olímpicamente -otra de las cuestines esenciales de la vida de cada uno- será el eje de esta seguidilla de acontecimientos -a veces llenos de acción, a veces en clave de humor, pero siempre atravesados por una historia de fuerte contenido dramático- que pondrá en permanente jaque a los personajes, sus conflictos y su particular manera de relacionarse. Para estar atentos, para no perderse detalles ni perderles pisada...
Un caso policial, una buena dosis de acción, diálogos a puro ritmo, una puesta en escena diferente en el marco de una escenografía que permite disfrutar de la dimensionalidad del espacio, una intriga que va creciendo; elementos que suman para que esta obra sea puro disfrute para el especatador y tambien la posibilidad de pensar cuánto tenemos de "ladrones" cada uno de nosotros, mucho más allá de que no salgamos a robar.

domingo, 18 de octubre de 2009

Un poco de Historia ...

La Orquesta de Teatro presentó su espectáculo "Manga de ladrones (del primero al último)", una historia que está muy lejos de ser un robo.
 El grupo se armó en función de crear una obra de teatro que fuera gestándose en base a una idea inicial, un disparador, que diera paso al armado de una estructura dramática y darle forma de guión a la historia de los primos Leiva, la manga de ladrones del título.
Seis primos hermanos que vuelven a verse con el objetivo de perpetrar un importante robo. Cada uno de ellos, una historia particular, una manera de vincularse con los otros, una tradición familiar de delincuentes de alta gama y.... muy poco para adelantar; porque lo mejor será verlos en acción en el Teatro del Artefacto para saber más acerca del golpe maestro de los Leiva y todas las sorpresas que el destino va a depararles.
El proceso creativo fue más que interesante. Cuando comenzaron las primeras improvisaciones, solo la gestora inicial del proyecto, Anita ("la china" para los amigos) tenía claro en su cabeza lo que quería contar. Traspasar esas sensaciones al elenco -reunido por primera vez para este proyecto- era complicado, y proponerles improvisar con pocos datos precisos de quienes eran estos "Leiva", también. De a poco empezaron a aparecer situaciones que permitieron irle encontrando el color a cada personaje y las diferentes situaciones dramáticas a transitar. Al sumarse el autor, las primeras improvisaciones se empezaron a transformar en guiones, que sufrieron las respectivas correcciones a medida que lo que se escribía pasaba a la acción y a su vez seguía transformándose, lo que sucede en todo proceso teatral que hasta en funciones va creciendo en su intensidad.
Luego llegó el momento de unir las escenas, las discusiones acerca de la estructura dramatúrgica a contar, su desarrollo en función de la particular puesta en escena y su despliegue escenográfico, en fin... piezas de un rompecabezas con varios frentes simultáneos a emprender: aparte del trabajo de los actores, la escritura del guión y la dirección, sobre el momento de la cercanía del estreno se sumó la realización de producción, el vestuario, la escenografía, las fotos, la musicalización, los peinados, y cada detalle que -sabido es- en un grupo de independiente lleva un enorme trabajo a pulmón, ensayos en horarios insólitos, mucha paciencia, ansiedad y sobre todo, creatividad para afrontar tanto por hacer.
La realización de las "Varieté del Artefacto" fueron la manera que la Orquesta de teatro encontró para ampliar las arcas monetarias de la compañía para poder cubrir el presupuesto que toda obra requiere para ponerse en escena. La colaboración y presencia de amigos actores de primer nivel y muchísima creatividad hicieron que cada noche de varieté fueran un éxito y permitieran que la obra sume en los tiempos previos al estreno.
Y asi, con horas y horas de ensayo a cuestas, con la energía imparable de los integrantes de la Orquesta, con el talento y las ganas de hacer teatro -fin único de quienes amamos hacerlo- llegó el estreno de "Manga de ladrones (del primero al último)", el sábado 10 de octubre del 2009.
Ocupen su localidad y presten todos atención, el show acaba de comenzar!

viernes, 9 de octubre de 2009

Llegó el día...

[ "Es una auténtica música de Orquesta, en la cual cada color es un instrumento con un papel distinto y cuyos momentos, con sus tintes diversos, constituyen los sucesivos temas." ]
                                                                                                             (1904)  sobre Monet.